19 – agosto – 2013 (última entrada sobre el último grupo que guió Razi como voluntario)

¡¡Libreeeeee….!! ¡Muy buenas! ¿Que tal la vida en el mundo “real”? Yo aun no estoy seguro porque acabo de salir al mundo libre después de que ayer al fin termináramos la última de las excursiones en grupo…

Nos quedamos en el martes con mi excursión por Shinjuku e Ikebukuro, el miércoles día 14 tocaba una excursión triple. Empezamos por Ginza, visitando el Kabukiza (teatro kabuki), el Apple Store y el Sony Building, lo más moderno en tecnologia futurista… Desde ahí nos fuimos paseando hasta el Palacio Imperial, no pude ver al emperador en calzoncillos esta vez tampoco.. una pena. Para terminar cogimos el tren hasta Hamamatsucho para comer por la zona llegarles al templo Zojoji con vistas a la torre de Tokyo y cuando empezó a ser algo tarde subimos a la Tokyo Tower para disfrutar de las vistas tokyotas tanto de día como de noche… una pasada que todos disfrutaron (Con la de años que llevo ya guiando por los mismos sitios es raro que no sea todo perfecto, me se cada milimetro de la ciudad y cada pregunta que me hace cualquier viajero ya sé contestarla antes de que terminen de hacerla jeje).

Como tuvimos que esperar a la noche terminamos volviendo bastante tarde.. ni recuerdo a la hora que llegué a casa. Y lo peor es que al día siguiente tocaba levantarse una hora antes de lo normal puesto que empezabamos la excursión a las 8:30 para ir a Kamakura y Enoshima, la más dura de todas mis excursiones! Todo muy bonito y tradicional, pero sudamos como monstruos licuosos y andamos desde la mañana hasta la noche, aunque yo en la parte del faro de Enoshima me quedé tranquilamente sentado mientras la gente se repartía entre los que subían al faro y los que bajaban a la cueva…

Siguiente excursión, y ya iban quedando menos: Parque Yoyogi donde visitamos el Meiji Jingu + Shibuya. Como siempre disfrutamos del parque y sus templos, luego dimos una pequeña vuelta por la zona de “ocio” pero al no ser fin de semana y hacer un calor de miles de infiernos no había mucha gente y nosotros tampoco nos quedamos mucho.. Huimos rápido hacia la “seguridad” de Takeshita Street… Por supuesto lo de seguridad era ironía puesto que esta calle da igual el día de la semana que sea y la hora que sea.. SIEMPRE está petada como si no hubiera más humanos en el mundo que aquí dentro. Dimos una hora para ver tiendas y comer quien tuviera hambre y cuando terminamos nos fuimos hasta Shibuya. La gente disfrutó de Hachiko, del cruce infernal (del que salió alguna foto chula, puesto que algunos viajeros se subieron al Starbucks que está frente el famoso cruce y nos hicieron algunas fotos desde lo alto con toda la marabunta de gente a nuestro alrededor) de las tiendas mandarake y Book Off de la zona, y de las niñas monas que estaban por todas partes…

Quedaban 2 excursiones. El sábado era el que más miedo me daba.. no por la excursión que era simplemente subirse al monte Takao, después de 15 subidas ya no me dice nada por mucho calor que hiciera (Manami sufrió un poco más), lo que más miedo me daba de este día era la noche, puesto que teníamos la fiesta salvaje que organizo en cada grupo intentando reunirles con japoneses/as para disfrutar “de verdad” de Japón (vosotros me entendéis… jujuju). Contando que ya eramos 15 españoles temía que la cosa se desmadrara un poco.. conseguí a 12 japoneses lo que significó 27 personas en un solo Izakaya bebiendo, comiendo y disfrutando… No hay mucho más que decir al respecto ¿no?

Dejé a la gente sobre las 23:30 yendo a un Karaoke mientras yo me volví a casa con Manami, tenia bastante miedo de que NADIE apareciera al día siguiente a nuestra última excursión (que la dejé con partida a las 11:00) pero por suerte todos eran unos machotes y me encontré a 12 de los 14 ya esperándome cuando llegué. Al final solo tuvimos una baja y pudimos disfrutar de un día tranquilito en el museo de la era EDO y luego en Nakano comprando frikadas varias…

Y así terminó lo que definitivamente será mi ÚLTIMO GRUPO guiando como voluntario de “JaponViajes”, como ya sabéis para el año que viene voy a quedarme definitivamente a trabajar en Japón y tendré que trabajar, aunque tengo varias ideas pensadas una de ellas sería, si me es posible, abrir mi propia agencia de viajes / guiado, porque la verdad es que después de estos años guiando por aquí me he aficionado a esto de llevar a viajeros por diferentes parajes, además ya llevo 5 años haciéndolo y he cogido tantisima experiencia que siento que sería un desperdicio si ahora lo abandono todo…  Creo que tengo un pequeño “don” con esto de reunir a gente, traerles a Japón, y hacerles disfrutar como niños! Supongo que porque yo también muchos años atrás también fui un viajero como ellos y recuerdo perfectamente cuales eran mis sentimientos, que era lo que más deseaba ver/hacer/sentir en este país. Supe rescatar esos sentimientos para saber como y qué ofrecer a mis viajeros, y creo que en estos 5 años lo he conseguido bastante bien. He hecho muchos amigos nuevos (sigo quedando de vez en cuando con muchos de mis viajeros, y cuando vienen a Japón siempre quedamos para tomar algo… porque todos mis viajeros siempre VUELVEN a Japón). En fin, ¿que me deparará el 2014? Esto no lo sabe nadie aún… Si termino creando una agencia de viajes espero que todos os apuntéis a ella, os aseguro que os haré disfrutar como nunca os han hecho disfrutar!! (espera, eso suena peor de lo que quería expresar…)